Manuel Alcántara premiado

A las 17:30 se sienta en su casa del Rincón de la Victoria, donde se escucha el suave oleaje del Mediterráneo andaluz. Enciende otro cigarrillo y recuerda las conversaciones de la sobremesa que acaba de culminar con los amigos. Ahí está Manuel Alcántara, el contertulio de Pablo Neruda y César González Ruano, dispuesto a escribir el artículo para ‘Sur’ y los diarios de Vocento. Alcántara, que en enero cumplirá 90 años, publica cada día y lo hace sin columnas en la nevera, ‘enlatadas’. Le toma el pulso a la actualidad, siempre con sus metáforas y juegos de palabras, en el 'ring' de la vida que para él es la columna, “la última forma de esclavitud”, como él la define.

La Fundación Eisenhower le entregó este miércoles el Premio First Amendment (Primera Enmienda). El galardón se le concedió el pasado mes de mayo, pero Alcántara no hizo las Américas para recogerlo, como sí lo hicieron Carlos Herrera o el Grupo Vocento, también premiado. En Málaga, la ciudad que le vio nacer y que convive en su memoria sentimental igual que la capital, su Madrid del alma, del paseo de la Florida y de los alrededores del paseo de la Castellana, donde conserva casa, el articulista citó a sus clásicos, los que alimentan la fe en el artículo, un género que practica desde la década de los cincuenta del pasado siglo.

Alcántara, con su particular ingenio, afirmó que él es “de todos los sitios donde he estado”. “Cuando me miro a los espejos y me afeito por la mañana, compruebo que tengo cara de antepasado. No sé qué pasa; solo sé que pasa el tiempo. Como decía Rilke: ‘Sobreponerse es todo’. Lo que no hay que hacer es entristecer a nadie cuando se escribe. No perdamos la esperanza nunca. Yo haré lo posible por actuar de testigo”.

“Este premio te conecta, con la primera Constitución aprobada en Filadelfia, con la primera enmienda, que es la libertad de pensamiento y opinión, que es sagrada en Estados Unidos”, expresó el abogado Javier Cremades, presidente de la Asociación Española de los Eisenhower Felowship, en referencia al articulista de Vocento. “La libertad de expresión lo impregna todo y nos jugamos mucho más de lo que creemos si no honramos a aquellos que han hecho que sea un derecho efectivo”, ratificó Cremades.

George de Lama es presidente de la Fundación Eisenhower, fue corresponsal internacional del diario ‘Chicago Tribune’ (estuvo 30 años en el periódico y trabajó en más de 50 países) y ha liderado equipos que han logrado prestigiosos premios de periodismo, como el premio Pulitzer. De Lama glosó en Málaga la "extraordinaria carrera dedicada a la palabra y la verdad" de Alcántara.

“Alcántara enfoca su mirada en lo vital, lo esencial y lo relevante, a veces a través de los temas más simples y cotidianos, y le he dado las gracias por compartir su pluma de oro con los lectores", dijo De Lama, quien tildó al periodista galardonado “como un gigante del periodismo y de las letras españoles con una carrera extraordinaria”

Luis Enríquez, consejero delegado del grupo Vocento, destacó de Alcántara su capacidad para convertirse en “un gran creador y literato del siglo XX”, un articulista que ha publicado en los principales medios de comunicación españoles, que fue el gran cronista del boxeo español del siglo XX en el diario ‘Marca’ entre 1967 y 1978, Premio Nacional de Literatura, Premio Mariano de Cavia, Premio González Ruano.

La Fundación Eisenhower es una organización independiente, sin ánimo de lucro, que concede desde 1953 becas individualizadas de siete semanas. Málaga reúne este semana la primera conferencia fuera de Estados Unidos desde hace ocho años. Habrá más de 300 líderes.

Agustín Rivera

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.