Muchas cosas nos deja, Sr. Presidente


Café La Granja septiembre 2010

 

Una porción de las masas se ha dado cuenta de su condición, y quiere dejar de serlo. Desde 1996, todos los terceros sábados de mes, en el café La Granja de Bilbao, desarrolla una lucha sorda contra los poderes macdonalizadores y baserritarrizadores de la sociedad, con las más poderosas armas del ser humano: el pensamiento y la palabra. Con paisaje literario, la tertulia de La Granja es un viaje hacia la libertad.

 

La tertulia de la Granja es como Venecia, bella y decadente.

 

En los viejos tiempos, la gente sencilla, después del trabajo, se cambiaba la ropa de ordeñar por la de paseo y salía a la calle a pasear o a ver cómo crecían las habas en la huerta del vecino, produciéndose de continuo la oportunidad de hablar con familiares y vecinos sobre las cosas acontecidas o por venir. Hombres y mujeres se miraban a la cara y escuchaban la voz de sus semejantes, hablando del tiempo, del ganado o de las hazañas de los héroes de otros tiempos y, cuando volvían a casa, llamaban con dos silbidos a su perro que acudía dando ladridos de alegría.

 

En estos tiempos nuevos, la gente sencilla antes, durante o después del trabajo, sin salir de casa o saliendo de esta, envía mensajes cortos a familiares, amigos, conocidos y desconocidos por medio de un dispositivo llamado esmorfon que funciona con una aplicación informática llamada guasa, concentrando toda su mirada y atención en los escasos seis centímetros cuadrados de la pantalla del aparato. Es posible ver a parejas de hombres y mujeres que, sentados uno junto a otro, se hablan sin mirarse ni escucharse merced a sus esmórfones... Cuando suenan los dos silbidos de llamada del aparato, nadie puede abstenerse de consultar su chirimbolo para optar a la suerte de estar comunicado con el mundo en tiempo real pero solo hay un afortunado, que es fácilmente reconocible por los mohines de alegría que le hace a su pantalluca.

 


Desde Rusia con amor 2014

 

PARA JUAN

 

SOLEDAD DE LATÓN Y TERCIOPELO

 

EL LEON DE TONETTI

 

CARNAVALES DE RESINA Y LINO

 


Día del libro 2013

 

SUS PROPUESTAS EN LA HISTORIA DE LA TERTULIA

 

Año

Mes

 Título

Autor

2017 Abril Asesinatos S.L. Jack London
2016 Julio El castillo de los Cárpatos Julio Verne
2015 Septiembre Los tres mosqueteros Alexandre Dumas
2014 Noviembre Matadero cinco Kurt Vonnegut
  Enero El largo adiós Raymond Chandler
2013 Marzo Animales y más que animales Saki
2012 Mayo El viento en los sauces Kenneth Grahame
2011 Septiembre Vida y destino Vassili Grossman
  Enero Fiesta Ernest Hemingway
2010 Junio Vida e insólitas aventuras del soldado Iván Chonkin Vladimir Voinóvich
2009 Diciembre Los mejores relatos Road Dahl
  Abril Kim Rudyard Kipling
2008 Octubre El hombre que sabía demasiado G.K. Chesterton
  Enero La sombra sobre Innsmouth H.P. Lovecraft
2007 Junio El hombre delgado Dashiell Hammett
2006 Noviembre Nuestro hombre en La Habana Graham Greene
  Marzo Naufragios Álvar Núñez (Cabeza de Vaca)
2005 Julio La vida de don Quiijote y Sancho Miguel de Unamuno
2004 Diciembre Cómo me marché de casa una mañana de verano Laurie Lee
  Marzo Correspondencia con su hermano Quinto Marco Tulio Cicerón
2003 Septiembre Los subterráneos Jack Kerouac
  Febrero El proceso Franz Kafka
2002 Junio La isla del doctor Moreau H.G Wells
2001 Diciembre La rebelión de las masas José Ortega y Gasset
  Mayo Los sueños Francisco Quevedo
2000 Noviembre Utopía Tomás Moro
  Mayo Desayuno en Tiffanys Truman Capote
1999 Diciembre 1984 George Orwell
  Julio Una chica cualquiera Arthur Miller
  Marzo El diablo en la botella R.L. Stevenson
1998 Noviembre La verdad sobre el caso Savolta Eduardo Mendoza
  Mayo Diario de un jubilado Miguel Delibes
  Enero La historia de Eliseo y la sunamita Robert Graves
 1997 Septiembre Adiós a las armas Ernest Hemingway
  Mayo Hernán Cortés Salvador Madariaga

 

 


Tertulia con Pablo Zapata 2014

 

oOo

O Captain my Captain! our fearful trip is done;
The ship has weather’d every rack, the prize we sought is won;
The port is near, the bells I hear, the people all exulting,
While follow eyes the steady keel, the vessel grim and daring:

But O heart! heart! heart!

O the bleeding drops of red,

Where on the deck my Captain lies,

Fallen cold and dead.
 

O Captain! my Captain! rise up and hear the bells;
Rise up—for you the flag is flung—for you the bugle trills;
For you bouquets and ribbon’d wreaths—for you the shores a-crowding;
For you they call, the swaying mass, their eager faces turning;

Here Captain! dear father!

This arm beneath your head;

It is some dream that on the deck,

You’ve fallen cold and dead.
 

My Captain does not answer, his lips are pale and still;
My father does not feel my arm, he has no pulse nor will;
The ship is anchor’d safe and sound, its voyage closed and done;
From fearful trip, the victor ship, comes in with object won;

Exult, O shores, and ring, O bells!

But I, with mournful tread,

Walk the deck my Captain lies,

Fallen cold and dead.

Walt Whitman

 

oOo

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró.

En eso, llegó también Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.

San Juan 20, 3-9

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.