Trinos en el corcho

La escuela de aprendices de ruiseñor es un espacio abierto al infinito. No tiene techo, ni paredes, ni ventanas, ni suelo. Pero, dispone de un corcho imaginario en el que puedes colgar tus trinos. 

 

 

POEMAS DEL FRÍO  Félix Martínez Aristín
PARA ANA PAOLANTONIO  Laureano Asoli

 

 

CINCO POEMAS INÉDITOS  Ulises Varsovia
ARBOL FESTIVO  Laureano Asoli