Somos o no somos abril 2011

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el viernes 1 de abril de 2011

Envidia cochina

Regreso de Londres de presenciar la 157ª Regata Oxford-Cambridge, cuya estela seguimos en la Ingenieros-Deusto, encantado con la marcha callejera y nocturna de esa ciudad que siempre nos han pintado de aburrida; y leo que un grupo de hosteleros de la Villa, hartos de estar hartos y de que se desprecie la labor social de este colectivo del que depende el buen nombre de Bilbao, ha pedido a los munícipes que recapitulen y apuesten decididamente por la cimentación del tan cacareado polo de atracción turística. Entre los modelos a seguir se cita la envidiable marcha de Gijón y Santander, y como argumento de peso el suspenso dado por los visitantes al ambiente nocturno bilbaino, desaparecido (cabría decir constreñido) de una década a esta parte. Y algo deberá hacerse para evitar la debacle, pues ya jode que hasta los universitarios se marchen a Vitoria para festejar la noche de los jueves.
 


 

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el viernes 8 de abril de 2011

De puente a puente

Coreábamos, al tiempo que desplazábamos la ficha sobre el tablero de cartón de la Oca de aquellos Juegos Reunidos Geyper de nuestra infancia, en tan pocos años convertidos en pieza arqueológica, y cuya principal función era la de enseñarnos a compartir y sociabilizar, virtudes devoradas por las maquinitas electrónicas que les han brotado a los niños de hoy a modo de excrecencias. Pero el puente al que me refiero es el de Deusto, que una vez más, y ya van tres seguidas, no podrá levantarse al paso de la Regata Ingenieros-Deusto en el único día del año, el Domingo de Ramos - domingo de remos, en que últimamente se le permitía esta alegría. Y no digo yo que su rehabilitación, acometida en 2009, sea una necesidad acuciante, pero cabría ponerle un poco más de ganas, pues no cabe duda de que es (o era) uno de los más bellos símbolos de esta Villa, que se pretende marinera.
 


 

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el viernes 15 de abril de 2011

El Gran Eguillor

Hay gentes que no deberían morirse nunca, y otras que es una lástima que no se mueran de una puñetera vez. De los segundos no voy a hablar por respeto a sus deudos (que deseo lo sean cuanto antes), y para evitar mosqueos. Pero entre los primeros, a los que tendría que garantizar la eternidad su innata condición de trasgresores de la cotidianidad y sus ganas de vivir como si siempre fuera fiesta, acabamos de perder, prácticamente a traición, a Juan Carlos Eguillor, el más lúcido y lúdico bilbaino que nos haya podido dar Donosti, al que esta Villa (quitando la entrega del Txikito de Honor que le hicimos en 2003) nunca ha reconocido cuánto le debe; aunque peor sería que los ganorabakos y sinsorgos, que él supo poner en solfa con su magistral ironía, se empeñaran ahora en cubrirlo de insulsos homenajes institucionales, de los que, por otra parte, estoy seguro sabría vengarse desde su tumba.
 


 

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el jueves 30 de abril de 2009

Del día a la noche

El Día del Libro, este invento español que en 1926 instituyó la Dictadura de Primo de Rivera “en cárceles, escuelas y cuarteles”, y que en 1996 alcanzó la categoría de “Mundial”, otorgada por la UNESCO atendiendo a la solicitud que diversos organismos catalanes elevaron a través de la delegación española, también tiene carta de naturaleza en esta Villa, donde el pasado jueves 23 de abril hubo hasta tarta de cumpleaños, obsequiada por Bilbao Centro para celebrar el décimo aniversario de la instalación de las casetas en la calle Berástegui, junto al Café Iruña, que lleva 19 años regalando libros en esta fecha a sus clientes. Cada año mejoran las iniciativas y la respuesta popular; y aunque no sea el Sant Jordi de Barcelona, que este día factura las dos terceras partes de su venta de libros anual, a mí, que reivindico la recuperación de la perdida vida nocturna bilbaina, me da más envidia Madrid, esa otra Villa más canalla y bulliciosa, que apuesta por incentivar la Noche de los Libros.
 


 

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el viernes 29 de abril de 2011

Primero de Mayo

Resulta evidente que en esta corta vida que nos ha sido dado vivir no tenemos tiempo para todo, y dicen que el proceso de maduración consiste precisamente en tener que elegir; pero hay veces en las que uno quisiera tener el dichoso don de la ubicuidad. El domingo 1 de mayo se celebra la 22ª edición del certamen de pintura de Jardines de Albia, un rito primaveral, enmarcado entre las más de 50 actividades promovidas anualmente desde el entorno del Café Iruña para dinamizar la Villa, del que me siento especialmente satisfecho por la parte que me toca. Pero ese mismo día, a más de 6.000 Km., mi hijo Eder y su esposa Alex han organizado, en la calle trasera de su restaurante TXIKITO, la primera Feria del Txakoli en New York, a la que nuestras tres Denominaciones de Origen concurren hermanadas; y les juro, de nuevo por la parte que me toca, que también me gustaría estar allí.