Somos o no somos abril 2012

SOMOS, O NO SOMOS

publicada el viernes 13 de abril de 2012

New York
 
Aprovechando la Pascua me he venido hasta aquí para conocer a mi segundo nieto yanqui, Lucien, y poder comer en el nuevo restaurante, este tercero de inspiración sefardí, que mi hijo y su esposa acaban de abrir en Brooklyn con el significativo nombre de "La Vara". Vamos, un viaje de placer a la capital del imperio, siempre sorpresiva y llena de oportunidades de acción y negocio gracias a su pragmatismo, probablemente conformado por su falta de mitos fundacionales y su larga tradición de derecho consuetudinario. Aquí hay un tipo, un ingenioso hostelero, al que el Ayuntamiento no le cobra las tasas y le anima a poner kioscos de comida y bebida en sus parques, para así dinamizarlos e impedir que se llenen de tirados. Un privilegio que contraviene las normas, evidentemente, pero que a nadie le parece mal porque redunda en bien de la ciudad. ¿Se imaginan algo así en la Villa?

 


 

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el viernes 20 de abril de 2012

Agua de la Villa

En la pantagruélica comida de hermandad con que termina en la Sociedad Bilbaina cada edición de la clásica Regata Ingenieros - Deusto, y como un guiño a su principal patrocinador, se sirve indefectiblemente “agua del Consorcio”. Un detalle que, por poco habitual, resulta anecdótico. Sin embargo, ésa es el agua, la del grifo, que te ponen en cualquier restaurante de la exquisita Francia, salvo que indiques lo contrario; y no digamos en New York, donde lo consideran un gesto de hospitalidad para con la clientela. Pero aquí, teniendo un agua corriente de envidiable calidad organoléptica, nos empeñamos en servir la embotellada, casi siempre en contaminantes y vulgares plasticorros. Algo que nunca he logrado entender, y que supongo tendrá que ver con esa curiosa deficiencia de autoestima que nos impedía apreciar la belleza de nuestra Villa hasta que vinieron los turistas a piropearla

 


 

SOMOS, O NO SOMOS
publicada el viernes 27 de abril de 2012

Feria de Abril

Inspirados por la decoración del local y las fiestas andaluzas, en 1983 pusimos en marcha desde el Café Iruña las Fiestas de Primavera bilbainas, que hoy inician su 30 edición, en la que volverán a florecer el Certamen de Pintura del Primero de Mayo en Jardines de Albia y el Concurso de Pájaros Cantores; sin embargo seguirá faltando lo que en la década de los 90 fuera su principal atractivo, el paseo a caballo y demostración de doma donde se citaban decenas de jinetes, incluido el entonces jovencísimo rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. No es éste lugar para entrar en detalles sobre las causas del veto municipal a esta popular y exitosa exhibición; pero creo que en beneficio de la Villa deberíamos encontrar la forma de recuperar aquel paseo ecuestre cuya trascendencia llegó a preocupar al mismísimo alcalde de Jerez por poner en peligro el protagonismo de su Feria del Caballo.

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario