Once

Hoy nuestros cuerpos se han abrazado,
Once fueron esperando tu aliento
En mis labios. Once años, es mi lamento.
De ti, once soles enamorado.

Un te quiero tus ojos ha orbitado,
Como una hoja enloquecida en el viento,
Como un planeta errante, no te miento.
Este día, sobre tu piel se ha posado.

Hoy son nuestras lágrimas ya bebida
De una pasión que hasta los dioses desean,
Escudo frente a su envidiosa herida.

Y que de mí sepan quienes esto lean:
Quiero que seas la mujer de mi vida,
Y que tu camino y el mío siempre uno sean.

Roberto Sánchez